¿Puede una portada hacerme elegir un libro?

 In BLOG

Para todo amante de la lectura un paseo en una librería es definitivamente de sus momentos preferidos. A veces tenemos muy claro qué libro estamos buscando; pero una vez que terminamos nuestra lectura, viene el proceso de elegir la siguiente y no sabemos qué escoger, de entre la extensa gama que se nos presenta en una librería, en una biblioteca o en nuestro propio acervo personal.

¿Qué criterios utilizamos para la elección de un libro? Obviamente intervienen infinidad de elementos, los más básicos pueden ser: que sea un tema de nuestro interés, que la obra esté recomendada, que sea un autor reconocido, los comentarios de quien prologa o en su caso, que encontremos una edición especial. En fin, tercian diversos factores, pero si no conocemos el título ni al autor, el diseño de la portada es esencial en este proceso de selección.

Hagamos un poquito de historia: en un principio las cubiertas de los libros eran usadas como protección de los documentos y dieron motivo a la decoración y arte de los mismos. Cuando la producción industrial del papel y encuadernación permitieron abaratar costos, los procesos de ilustración se adaptaron, las técnicas de diseño ayudaron a que la industria creciera, permitiendo que el diseño gráfico editorial se profesionalizara. Las cubiertas se convirtieron en algo más que simple protección y fueron adquiriendo la función de informar, promocionar, publicitar, pero también de crear.

Para la industria editorial, un libro que sale a la venta se convierte en un producto y como todo producto, necesita ser atractivo para ser comercializado. Una portada efectiva atrapa la atención en un instante y puede dar una idea general del libro. De ahí la importancia del diseño, pues radica en la capacidad de captar la atención del lector y destacar entre la gran variedad de ofertas y diseños diferentes. El diseño editorial se convierte así, en un elemento diferenciador del producto y su labor es lograr, entre muchas otras cuestiones, que la portada sea atractiva, coherente con el tema del libro y en unos segundos atrape al lector. “De la vista nace el amor” y la portada es la primera impresión que te llevas de un libro; así que se tiene que cuidar al máximo. El resultado tiene que seducir e incitar al consumidor a volver a mirar la portada, abrir el libro y leer las primeras páginas hasta atraparlo y no poder despegarse de él.

Un diseño básico contiene: título, autor y editorial. Es esencial cuidar el texto de la contraportada y explicar de forma clara el contenido del libro de manera que atrape al lector y lo invite a seguir leyendo.

Si tienes una historia y quieres publicarla, pero no sabes qué portada es la adecuada para que los lectores noten tu libro de entre la amplia gama de oferta editorial, entonces acércate a Greca, nosotros te asesoramos y ponemos a tu disposición nuestro equipo profesional de expertos diseñadores editoriales.

Recommended Posts

Leave a Comment

Contáctanos

¿Qué podemos hacer por ti?

¿No se entiende? Cambiar texto.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar